CREER, SOLO SE PUEDE EN DIOS. EN DIOS SOLO SE PUEDE CREER

CREER, SOLO SE PUEDE EN DIOS. EN DIOS SOLO SE PUEDE CREER

ENSAYOS SOBRE LAS IMÁGENES DE DIOS EN EL MUNDO

$ 87.00
Pesos mexicanos (MXN)
** Sólo queda 1 **
Editorial:
SAL TERRAE
Año de edición:
Materia
Fe, Religión y Tanatología
ISBN:
978-84-293-0726-9
Páginas:
84
Encuadernación:
Rústica (pasta blanda)
$ 87.00
Pesos mexicanos (MXN)
** Sólo queda 1 **

Tener a raya a Dios, o el Dios del miedo. Defender a Dios, o el Dios sin Logos. Imponer a Dios, o el Dios sin Espíritu.
Buscar a Dios “en el cielo” o el Dios con un Espíritu falso.
Manipular a Dios.
Reducir a Dios, o el Dios sin consecuencias.
No preguntar por Dios, o el Dios inútil.
Imágenes y más imágenes de Dios. Imágenes idolátricas e imágenes increyentes: “No te harás ninguna imagen de éstas, ni te postrarás ante ellas, ni las servirás”.
Lo importante de las imágenes radica en que se concretan en conductas para con Dios y para con los hombres. Por eso es preciso desvelar las imágenes falsas, a fin de desenmascarar las conductas idolátricas o increyentes a que dan lugar.
Jesús no hacía “ponencias” sobre Dios. Hacía otra cosa: practicaba a Dios, dando vida al hombre, con lo cual él mismo era el verdadero “Discurso” de Dios, la Palabra de Dios. Y además, invocaba a Dios como “Abba”, aun en los momentos cruciales de su oscuridad, con lo que se convertía en “autor y consumador de la fe”.
Toda su conducta fue “creer sólo en Dios”. Porque Dios es Aquél en quien sólo se puede creer, y creer es algo que sólo puede hacerse respecto de Dios.