EFECTO PEGASO EL CARRUAJE DE LA CONSCIENCIA

EFECTO PEGASO EL CARRUAJE DE LA CONSCIENCIA

$ 99.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS
Editorial:
LIBRERIA PORRUA S.A. DE C.V.
Año de edición:
ISBN:
978-607-452-466-6
Páginas:
144
$ 99.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS

La apuesta a una concepción distinta del tiempo insertada en una metodología de cambio transformacional, dieron la base conceptual a un método que Edgardo Robledo nos obsequia en ésta su primera entrega de una saga que él denomina: Efecto Pegaso.áEs así como en una novela histórico-mitológica, el autor recrea pasajes y a través de diferentes procesos, dibuja la transformación susceptible de dirigirse desde la consciencia en el ´ahora´ en la búsqueda anhelada de la felicidad. Por citar un capítulo... el monólogo del Minotauro, simboliza nuestras propias encrucijadas, así como la equívoca y perversa gestión del tiempo situado en el eje: pasado-futuro.áConforme avanza... la lectura de la obra plantea un paralelismo entre la figura de Prometeo y los desafíos de Pegaso al tener sus conversaciones con su guía-acompañante. Dicha novela presenta una férrea crítica a la falsa esperanza prometeica sustentada en la exclusividad del ´porvenir´ y a su perniciosa capitalización institucionalizada por las religiones y cultura occidental.áPegaso, personaje central de la obra, representa el anhelo más claro del ideal del ser humano. Simboliza también sus más nobles valores. Conforme conquista sus desafíos, se va transformando hasta llegar a convertirse en el hermoso corcel alado. Fénix -figura que fusiona al Ave Fénix y al sabio anciano que daba consejos a Aquiles (citado por Homero en la Ilíada) -, guía de Pegaso y sustento del método que facilita el auto cuestionamiento y el insigth. Melissa, sombra o consciencia que día a día nos puede ayudar a reflexionar. Prometeo, la gran dualidad que refleja la naturaleza humana. Sus implicaciones sobre su legado, son tema que pervive y cuestiona nuestro ser día a día. Cronos, símbolo del tiempo lineal que nos estaciona en el pasado o futuro y nos impide vivir en felicidad y, Hades, reflejo de nuestro propio inframundo.