EL CULTIVO DE HONGOS COMESTIBLES

EL CULTIVO DE HONGOS COMESTIBLES

$ 100.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS
Editorial:
PLAZA Y JANES / PENGUIN RANDOM HOUSE
Año de edición:
ISBN:
978-607-402-425-8
Páginas:
78
$ 100.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS

En México, los hongos comestibles representan un sistema de producción y consumo de nivel intermedio en importancia. Desafortunadamente, por razones históricas, se ha establecido en el país una dicotomía entre hongos comestibles silvestres y hongos comestibles cultivados. Esto es notorio en el medio académico, donde son estudiados por investigadores desde una perspectiva bastante disciplinaria (e.g., taxonomía, genética, fisiología, ecología), cuya interacción es mínima. En no pocos casos, la sociedad organizada rebasa las capacidades del sector académico y sociedades científicas, estableciendo demandas específicas, tecnológicas y de servicio, así como organizando eventos para vender y promover sus productos. El desconocimiento científico, la falta de gestión y vinculación con las necesidades de la sociedad, y el hermetismo intrínseco del sistema de producción de los hongos comestibles, son las causas principales del rezago y eventual sustitución o reemplazo de estos importantes procesos productivos primarios a nivel nacional. Constituir una acción estratégica para el desarrollo sostenible de la producción de los hongos comestibles en México permitirá la incorporación de éstos en su concepto genérico, a los sistemas de información gubernamental, así como a las estrategias, programas de apoyo y toma de decisiones, de la misma manera que otros importantes sectores productivos, podría contar entonces con apoyos para: 1) investigaciones básicas, aplicadas, y socioeconómicas, 2) desarrollar innovaciones tecnológicas y su transferencia al sector, 3) formar recursos humanos de alto nivel, capacitación y asistencia técnica, 4) financiamiento y estímulos fiscales, 5) estadísticas sectoriales e información oportuna de mercados, 6) normatividad y certificación sobre inocuidad y calidad alimentaria, 7) desarrollar estrategias de divulgación científica y mercadotécnicas que promuevan el consumo de hongos comestibles, y 8) promover exportaciones de alto valor agregado. En pleno siglo XXI, estas bases serían lo suficientemente sólidas para desarrollar la producción de los hongos comestibles cada vez más viable y tecnológicamente competitivo a nivel internacional.