EL NIÑO SANO

EL NIÑO SANO

$ 925.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sobrepedido 2 semanas sujeto existencia
Editorial:
PORRUA
Año de edición:
ISBN:
978-968-426-893-7
Páginas:
889
$ 925.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sobrepedido 2 semanas sujeto existencia

El fruto de las circunstancias particulares de los hombres en el transcurso del tiempo, crea de ellas una imagen que va resarciendo matices cada vez más vigoroso y nítidos, debido a su invaluable labor. Esto queda en evidencia con el empeño que revelan los 144 capítulos de los más de 200 autores en esta obra, la mayoría médicos pediatras, y de otras especialidades, quienes describen el difícil desarrollo del niño sano, mediante el estudio de los factores que matizan el proceso biopsicosocial del ser humano en las primeras etapas de su vida. Durante los últimos 60 años ha ocurrido un cambio importante en el panorama epidemiológico y social del ambiente pediátrico en México, que ha motivado avances indudables de progreso en las técnicas y procedimientos para el cuidado de los niños, que ha repercutido en la progresividad reducción de las tasas de mortalidad y morbilidad en las diferentes etapas de la infancia. Si nos remontamos a principios de los años treinta de este siglo en la Casa Cuna de Coyoacán en la ciudad de México, en donde se reunió por primera vez un grupo de médicos pediatras bajo la ulterior coordinación del ilustre doctor Federico Gómez Santos, todos ellos preparados en el extranjero, encontramos a quienes fueron los forjadores del desarrollo y perfeccionamiento de la metodología pediátrica de nuestro país y que dieron origen a la creación de ejemplares instituciones pediátricas. En ellas se han formado infinidad de jóvenes especialistas en esta rama, con la adquisición de nuevos conocimientos aplicados para combatir las enfermedades que atacan a los niños, mediante el uso de la tecnología moderna d ella medicina, acerca de lo cual se han escrito infinidad de obras que describen y guían al especialista para obtener diagnósticos y dar tratamientos certeros que curan las enfermedades e impiden la muerte de los niños.