LAS CIUDADES EUROPEAS DEL MEDIEVO

LAS CIUDADES EUROPEAS DEL MEDIEVO

-10%
$ 875.00
$ 787.50
Pesos mexicanos (MXN)
AGOTADO. Informes: Llame o Escribanos
Editorial:
SINTESIS
Año de edición:
ISBN:
978-84-7738-473-1
Páginas:
351
-10%
$ 875.00
$ 787.50
Pesos mexicanos (MXN)
AGOTADO. Informes: Llame o Escribanos

Cualquier lector culto posee una cierta noción de lo que era la ciudad medieval. En una primera impresión acuden a su mente unas imágenes características: las pétreas murallas, el concurrido mercado, las pequeñas tiendas o talleres, el bullicio callejero, la variedad de gentes y actividades, los palacios. Quizás otros evoquen también la ciudad medieval como un espacio ganado por las libertades al cerrado y rural mundo feudal... Debería resultar sencillo, pues, al historiador definir la ciudad medieval simplemente apelando a una sistematización de estas imágenes que forman parte de nuestra conciencia colectiva como europeos. Sin embargo, definir y caracterizar científicamente la ciudad medieval resulta mucho menos fácil y automático de lo que se piensa y así ha sido reconocido por muchos autores desde hace tiempo (Dupré-Theseider, 1959, Ennen, 1978: 95-97, Fossier, 1984: 821, Roux, 1994: 11-12). ¿Qué requisitos deberíatener una localidad en la Edad Media para poder definirla como ´ciudad´? El léxico de la época no siempre es fiable. Nadie se atrevería a negar el carácter rural de tantos boroughs o bourgs, o communes, que servían también como nombres de núcleos que hoy consideramos urbanos. Castrum, grod, wik, portus no definen el hecho urbano. Quizá sólo la palabra civitas, sinónimo de ciudad antigua o ciudad episcopal, evoca lo urbano. Pero sólo unas pocas ciudades eran llamadas así y durante siglos, las civitates apenas albergaban un esquelético conjunto de ruinas. Tampoco el léxico sobre los habitantes de las presuntas ciudades sirve: había milites y nobiles en las ciudades y burgenses en el campo.