NUEVO DERECHO AGRARIO MEXICANO, EL

NUEVO DERECHO AGRARIO MEXICANO, EL

-10%
$ 355.00
$ 319.50
Pesos mexicanos (MXN)
AGOTADO. Informes: Llame o Escribanos
Editorial:
MCGRAW-HILL
Año de edición:
Materia
Derecho
ISBN:
978-970-10-1596-4
Páginas:
270
-10%
$ 355.00
$ 319.50
Pesos mexicanos (MXN)
AGOTADO. Informes: Llame o Escribanos

El derecho agrario es una de las ramas de la ciencia jurídica que más dimismo ha mostrado a través de su existencia, por lo menos en cuanto a nuestro país se refiere. La conformación del derecho agrario mexicano reconoce una larga trayectoria. Existía desde antes del proceso de conquista de Mesoamérica y debió adaptarse simbióticamente al derecho español y recibir influencias romas. Ello le confirió u nueva cara, muy propia, sobre todo al inicio de la Colonia, etapa en la que adoptó nuevas y diversas configuraciones.

Las luchas por la Independencia y el proceso de consolidación política inter también influyeron directamente sobre él hasta llegar al punto de saturar sus viejos esquemas, lo que motivó el movimiento revolucionario de 1910 que impulsó un inédito y radical giro en la materia, conocido como el proceso de la reforma agraria. En 1992 sufrió nuevas y fundamentales modificaciones, cuya exposición y análisis son el motivo principal de nuestro estudio. Podemos decir que el antiguo derecho agrario estaba constituido por la materia agraria, entendida de manera muy general como las normas que regulan la propiedad rústica, con disposiciones y autoridades sumamente dispersas, aglutinaba la normatividad del México precortesiano y de España, además del cúmulo de ordenamientos que generó el derecho indiano, así como las nuevas figuras legales que fueron consolidándose durante la etapa de la independencia nacional.

Estas normas, conceptos e ideas dispersos sirvieron de base para conformar el derecho agrario como rama sistematizada, a la que se denominó derecho agrario revolucionario, que también podríamos llamar derecho de la reforma agraria, ya que estableció un cambio radical en la estructura de la propiedad y tenencia de la tierra. Finalmente, vivimos otro cambio trascendental que permite derogar la denominación derecho de la reforma agraria para llamarle nuevo derecho agrario, producto de un proceso de reforma constitucional con enorme trascendencia. El fin primordial de este trabajo es realizar un estudio sencillo, concreto y sistematizado del derecho agrario con base en dos grandes aspectos, el primero divide el estudio de esta rama en las tres fases consecutivas mencionadas: el antiguo derecho agrario, el derecho agrario revolucionario y el nuevo derecho agrario.

El segundo aspecto, objeto central de nuestra investigación, se refiere específicamente al nuevo derecho agrario, con las siguientes subdivisiones:
a) ejidatarios y comuneros
b) ejidos y comunidades
c) asociación rural
a) pequeña propiedad individual y de sociedades
e) autoridades y organismos agrarios
f) disposiciones legales complementarias
g) derecho procesal agrario
h) tribules agrarios.

Otros libros del autor