OTRA VEZ EL DIABLO

OTRA VEZ EL DIABLO

$ 95.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos
Editorial:
PORRUA
Año de edición:
ISBN:
978-970-07-6254-8
$ 95.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos

En mi prólogo al volumen 223 de esta misma Colección ´Sepan Cuantos...´, en el que se recogen Flor de leyendas, La sirena varada, La dama del alba y La barca sin pescador, menciono brevemente algunos rasgos de la actividad de Alejandro Casona como maestro, que culminaría cuando, en 1931, el Patronato de Misiones Pedagógicas le encomendó la dirección del Teatro Ambulante y del Teatro del Pueblo en los que él cumplió una tarea de misionero laico. Creo preciso añadir ahora lo que el propio Casona explicó en una entrevista periodística, cuando radicaba en México, hacia 1937, y es oportuno ahora, cuando se habla entre nosotros de la Compañía de Teatro Popular, de sus temporadas en diversos Teatros de la ciudad capital de México, y del proyecto de realizar giras por el interior del país para las cuales se adquirirán en Estados Unidos unas muy amplias carpas, teatros portátiles bien acondicionados. ´Recorrimos los artistas, muchachos estudiantes y yo -declaró entonces Casona-, en días de fiestas, domingos y vacaciones, pueblos y aldeas próximos a la capital y a varias otras provincias´. Y agregó: ´Era un teatro como el que pasa en la carreta del Qutjote: sencillo, montado casi siempre en la plaza pública, con un escenario levantado con maderas toscas por los propios muchachos artistas. Los trajes eran muy sencillos, realizados con un gasto mínimo de unas pesetas, y el carácter general de este teatro era la belleza, predominantemente lírica, aliándose con las antiguas canciones populares corales y los romances tradicionales...´ Y concluyó: ´Si alguna obra bella puedo enorgullecerme de haber hecho en mi vida, fue aquélla, si algo serio he aprendido sobre pueblo y teatro, fue allí donde lo aprendi. Trescientas actuaciones al frente de un cuadro estudiantil y ante públicos de sabiduría, emoción y lenguaje primitivos, son una tentadora experiencia´.