RECUPERACION Y DESARROLLO DE LA MEMORIA

RECUPERACION Y DESARROLLO DE LA MEMORIA

$ 234.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS
Editorial:
CEPE CIENCIAS DE LA EDUCACION PREESCOLAR
Año de edición:
ISBN:
978-84-85252-53-4
Páginas:
91
$ 234.00
IVA incluido
SIN EXISTENCIAS

El conocimiento de las leyes que rigen la memoria humana, representa uno de los puntos más importantes para la psicología científica. Podemos apreciar que cada uno de nuestros sentimientos, impresiones o movimientos deja cierta huella, una estela que permanece durante un tiempo bastante prolongado y al establecerse ciertas condiciones propias, aparece de nuevo, deveniendo en material consciente. La memoria incluye los siguientes momentos: la impresión de las huellas, la retención o almacenamiento y la reproducción de las huellas. A veces nos quejamos de tener escasa memoria. Pero si tuviésemos que meter en la cabeza el barullo de caras, de cifras, de publicidad padecido a lo largo del día, nos volveríamos locos. Este escamoteo bienhechor se debe a una memoria ´a corto plazo´. En cambio nuestros recuerdos están tan bien enterrados en un espejo ´a largo plazo´ que resisten incluso a las drogas y al electroshock, y ningún lavado de cerebro es capaz de borrarlos. Utilizamos nuestra memoria ´a corto plazo´ para retener un número de teléfono durante algunos segundos, el tiempo de efectuar la llamada. Su capacidad es constante, a menos de estar en la edad senil, repetimos siete u ocho cifras o sílabas tras haberlas oído una vez. Nuestra memoria ´a largo plazo´ nos preserva nuestros conocimientos. En resumen, sin memoria a corto plazo, estaríamos intoxicados por las informaciones. Sin la memoria a largo plazo, viviríamos como las plantas. Conviene recordar que toda huella en el cerebro debe ser reforzada por la repetición para ser retenida. Esta es la base del condicionamiento. El cerebro, máquina estática, escoge, totaliza y retiene sobre todo los acontecimientos que se repiten. Pero hay otros que no se renuevan. Sucede entonces como si el cerebro máquina analógica, volviese a representar las experiencias demasiado fugaces. Las evoca, las repite, las selecciona y finalmente las registra. Nos hallamos ahora ante el gran enigma: la información una vez ´reinyectada´ en los circuitos por el hipocampo, queda asi mantenida, reforzada. ¿Pero cómo va a ser finalmente almacenada? ¿Qué es la memoria a largo plazo? Nuestros recuerdos estarían calificados en el seno de estas moléculas de A. R. N. que participan también en la trasmisión de la herencia. La memoria biológica y la memoria psicológica serían asi registradas por el mismo código químico.

Otros libros del autor