RELACION DE LAS COSAS DE YUCATAN

RELACION DE LAS COSAS DE YUCATAN

$ 180.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos
Editorial:
PORRUA
Año de edición:
ISBN:
978-970-07-3154-4
Páginas:
252
$ 180.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos

Eco de los conflictos del Renacimiento con el Cristianismo hallamos a través de la historia de la cultura en la América nuestra. Hombres, cuya vocación y destino era difundir el mensaje del Evangelio, no pudieron sustraerse al interés, a la pasión misma, del estudio del Hombre. Y, por extraña paradoja en nuestro modo de pensar, pero no en el suyo, con una mano destruyen los obstáculos del paganismo que estorba la implantación de una doctrina sobre-natural, pero con la otra recogen y sistematizan los datos que han de guardar la memoria de lo que el Hombre fue en nuestro mundo antes que la sombra de la cruz se proyectara sobre sus tierras. Tema fascinante que aún ningún historiador de la cultura ha intentado estudiar en todas sus fases. Lo mismo en la altura del Altiplano central, con Durán y Sahagún para no mencionar sino a los guías- y, antes de ellos, acaso como primer motor, a Olmos, bajo la dominadora palabra de Zumárraga, se detesta la antigua cultura y aun se destruyen sus documentos. Pero se hace el inventarlo de ella, tan hondo y tan completo, que no podrán los arqueólogos de milenios, a pesar de sus afanes de desenterrar huellas cristalizadas de lo que fue, dejar de acudir a esos informantes que, con genial mirada, recogen de quien se va a la oscuridad de la muerte lo que tendrá que ser iluminación de su propia vida. En Yucatán fue Fray Diego de Landa, evangelizador y obispo, quien imita estos planes y sigue sus huellas. Si quema en Maní viejos manuscritos, por supersticiosos, escribe él mismo la suma de cuanto en la vieja civilización maya tuvo valimiento. Y de su Relación, no muy pulida en lo literario, han de sacar los sabios del futuro datos que en vano buscaran en el polvo de sus estratificaciones. Atenta la Biblioteca Porrúa a poner en las manos de los lectores del México presente los mejores libros acerca de la antig?edad prehispánica, debe incluir esta Relación fundamental. Se tuvo pensamiento de dar juntamente con el texto, los comentarios que Tozzer redactó, con trabajo meritorio. Se ha dejado a un lado este intento por dos razones: la acumulación de materiales nuevos hace, que muchos de sus datos ya no tengan validez. Para ponerlos al día era necesario tiempo y minucioso estudio. Acaso, dado el primero en abundancia, se haga un día el segundo. Otra razón más válida es que el lector común -para quien principalmente es la Biblioteca- quiere el libro, como el autor lo escribió. Bueno o malo, así es. y rectificaciones, adiciones, comentarios, y mil más acotaciones que puedan hacerse, a cada uno competen y cada uno las elabora. Damos la pura letra y dejamos que cada uno se eleve en su espíritu. Con fruto o con detrimento, ya no es asunto nuestro. Por tales causas se da aquí la Relación de Landa, en su escueta sencillez. La ofrecemos como más apegada a su mano. Los errores -que los hay y los aciertos que son mucho más-, a él pertenecen. Como no puede responder desde la tumba, lo harán por él los sabios.