EL LENGUAJE Y EL PENSAMIENTO ECONOMICO

EL LENGUAJE Y EL PENSAMIENTO ECONOMICO

$ 20.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos
Editorial:
PORRUA
Año de edición:
ISBN:
978-968-6664-21-8
Páginas:
39
$ 20.00
Pesos mexicanos (MXN)
Sin stock. Pedidos: Llame o Escribanos

La mayor parte de las veces el lenguaje se examina como un proceso de intercomunicación personal. Pero el lenguaje es, ademas, uno de ]os varios aspectos de la cultura, primus inter pares, en tanto que hace posible la creación, transmisión y acumulación del conocimiento y de numerosos bienes culturales, en tanto que, antes de eso, el lenguaje parece constituir, en si mismo, una manera de ver el mundo y la vida, una cosmovisión. Además de la correspondencia entre el vocabulario y el inventario cultural, se ha señalado la presencia de una clase de asociación entre lenguaje y cultura que incorpora, por una parte, sistemas y aun subsistemas de orden gramatical y, por la otra, ideologías y conceptos de la vida que se señalan como característicos de culturas particulares: Inclusive se ha llegado a apuntar que en una cultura existe cierto determinismo ling?ístico. Sapir ha escrito que ´Los seres humanos no viven en un mundo exclusivamente objetivo, tampoco en un mundo de actividad social como se entiende usualmente, sino que están supeditados a las bondades del lenguaje particular que constituye el medio de expresión en su sociedad. El hecho es que en buena medida el ´mundo real´ está construido, inconscientemente, en los hábitos de lenguaje de un grupo. No hay dos lenguajes que sean suficientemente similares para considerar que representan una misma realidad social. Los mundos en que viven diferentes sociedades son mundos distintos, no meramente el mismo mundo con títulos diferentes. Ahora bien, muchas personas se quejan de que no entienden lo que dicen, y mucho menos lo que escriben los economistas. Olvidan que por lo general los economistas no saben escribir y los que son diestros en ese oficio por lo general no saben economía. No obstante, la economía, como cualquier ciencia, o rama del saber, significa un enfoque especial, distinto, particular, del mundo real. Y por lo tanto amplía la capacidad cognoscitiva de una sociedad.

Otros libros del autor